Segovilla: la historia detrás del nombre

10/12/2017
  • La tradición oral establece que, en Santo Tomé del Pie del Puerto, se celebró la última batalla contra los musulmanes de Castilla. Dicha batalla tuvo lugar cerca del día y festividad de Santo Tomás, por lo que se decidió edificar una ermita que posteriormente se convirtió en convento.  Los restos del convento se sitúan hoy junto al aeródromo de la localidad.

    Según algunos cronistas en 1288 se fundó el convento de canónigos reglares de Santo Tomé de Segovilla de la orden de San Agustín. El convento recibiría tan sonoro y peculiar nombre porque fue dotado con rentas de una herencia de Sevilla. La conocida Venta Juanilla, propiedad de dicho convento y lugar de paso de los viajeros, era muy apreciada dada su ubicación en las estribaciones de la sierra ya que permitía descansar justo antes de afrontar la dura etapa que representaba subir el puerto de Somosierra.

    A lo largo de los siglos este convento aparece en los escritos de los cronistas por diversos motivos, destacando en 1573 una bula papal de Gregorio XIII por la que pasa a ser de abadía a priorato dependiente del monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

    La torre del antiguo monasterio que emerge como una atalaya estratégica que cubre el paso de Somosierra, el Camino Real a Francia y las cañadas reales Soriana occidental y Segoviana que se cruzan a pocos metros de las ruinas del convento, es en realidad una reconstrucción iniciativa del pueblo de Santo Tomé del Puerto por recuperar parte de su historia.

Esteve


Escribe en el blog acerca de la historia, de las tradiciones, las cañadas, del entorno que nos rodea y de sus gentes.

¿Quieres ser el primero en dejar tu opinión?

Escribe tu comentario...



cancelar
Enviar comentario

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Cerrar mensaje política de cookies