Un día de escalada en Patones. Go Hoppy Go Go!

27/01/2019
  • Ya es enero, un enero con sol y buen tiempo, que se torna a finales de mes como frío y lluvioso. Con todo y con ello conseguimos sacar un día para ir a Patones (Madrid), un lugar con buenas y variadas vías de escalada. Después de aprovechar las horas con sol para practicar e ir subiendo el nivel, nos sentimos lo suficientemente cansados y sedientos como para probar tres cervezas que nos supieron a gloria por dos motivos: el primero, por la experiencia de probar cervezas de tanta calidad  y segundo por la sed y el premio que resulta beber unas buenas cervezas después de un día de deporte y en la montaña.


  • Caleya Goma 2 IPA

    Cervezas Caleya es una microcervecería asturiana, situada en un enclave único como es el Parque Natural de Redes, del cual aprovechan la pureza y cantidad de agua, ingrediente principal de cualquier cerveza. Caleya tiene un componente local importante y cree en una realidad más amable, por lo que vamos a incluir su Goma 2 IPA para este día de escalada en la montaña.

    La corona de espuma que conseguimos no era muy espesa ni persistente, pero puede ser debido a los problemillas de temperatura y de logística para llevarlas hasta allí

    Con 6,3º ABV es una IPA muy agradable de probar, especialmente bajo un sol de invierno. Elaborada a partir de una sola malta, deja claras sus intenciones de centrar todos sus matices en la aportación de lúpulo, la cual tampoco es desmedida y hace un equilibrio de amargor y aroma perfecto con el volumen alcohólico. Estos lúpulos son Citra y Mosaic, lúpulos bastante populares para este estilo cervecero. Mosaic es una variedad publicada en 2012 y cuenta con aromas florales y afrutados, además de un toque terroso. Citra, por el contrario, ofrece unos aromas más concretos de frutas tropicales y cítricos. El resultado es un aroma moderado pero muy rico y, bajo mi punto de vista, comprende el mejor punto de esta cerveza.

    En boca es refrescante, pero explosiva, ya que las notas de lúpulo predominan sobre las de malta y alcohol.

  • Caleya CheVaqueira

    Otra cerveza de Caleya para este día fue su CheVaqueira. Nos hace especialmente ilusión comentar esta cerveza debido a que rinden un homenaje parecido, si no el mismo que Cerveza90Varas a los colectivos trashumantes locales, a la convivencia con la naturaleza, y a la rica variedad de lenguas locales y regionales distintas en nuestro territorio.

    Como German Hoppy Pilsen nos parece un estilo perfecto para llevar con nosotros, ya que siendo una Pilsen que pretende ser suave, refrescante y ligera; añadimos el toque del lúpulo juguetón y que le da un toque de aroma y amargor diferente. Empezamos de hecho con ella ya que es la más suave de las tres y así no perder el gusto en las papilas con las más fuertes antes de probar esta.

    La corona de espuma que conseguimos tampoco era la esperada, ya que una espuma densa y de burbuja fina es siempre agradable con los estilos de baja fermentación, que luego esconden una carbonatación alta. Pudo volver a ser por los problemas de conservación que acarreamos.

    El aroma finalmente resultó sutil pero bueno, con toques del lúpulo y también detectamos alguno derivado de la levadura. Su sabor y presencia en boca en general ligero, con un cuerpo de medio a bajo, lo cual acrecienta su carácter refrescante.

  • Caleya Asturies Pale Ale

    Para que nos hagamos una idea rápida, caleya Pale Ale estaría entre medias de las dos anteriores comentadas, siendo algo más fuerte en cuerpo y amargor que la German Hoppy Pilsner, y algo más suave que la Goma 2 IPA, aunque en sabor probablemente esta sea más compleja, la Goma 2 IPA tiene un sabor más limpio y fresco.

    Es un estilo que por definición ya tiene una buena presencia de lúpulo, tanto en aroma como amargor, pero hay muchos críticos que la han tachado de American Pale Ale, precisamente por la predominancia de este ingrediente en todos sus matices. Pero.. ¿y quién les va a decir que las Asturies Pale Ale no sean fuertes y tengan buen brío en forma de lúpulo?

    Esta sí que conseguimos sacarle una buena corona de espuma y cabe destacar su color ámbar resultado de la mezcla de malta base Maris Otter con malta Crystal. Para mí una cerveza fantástica para la ocasión debido a su cuerpo medio, al igual que las anteriores, pero en este caso con 4,5º ABV, lo cual es de agradecer y rápidamente invita a tomarse otra, convirtiéndola en una cerveza de sesión perfecta. No pudimos más que probar una que teníamos así que le sacamos el mayor provecho. Sus aromas van en el mismo camino que los de la German Hoppy Pils, no llegando a la intensidad de la IPA, pero la mezcla de lúpulos Summmit, Cascade y Warrior se nota suavemente.

    Buscábamos cervezas no muy estridentes para llevar a la montaña, que aliviaran la sed y fueran refrescantes, pero con un toque de personalidad y fuerza en forma del preciado lúpulo que tanto marca la diferencia hoy en día, y con Caleya la sensación es exactamente la que buscábamos, cervezas con cuerpo medio a bajo, buena carbonatación y el matiz del lúpulo tanto en boca como en nariz, una delicia.

Pablo


Licenciado en Nutrición humana y dietética por la Universidad Autónoma de Madrid, realizó el último curso en tecnología alimentaria en Wageningen University & Research. El es el Maestro Cervecero de 90 varas y responsable de que nuestra cerveza esté tan rica.En sus textos encontrareis información sobre las diferentes variedades, como tomarlas y los secretos que rodean al mundo cervecero.

¿Quieres ser el primero en dejar tu opinión?

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto